Los Cadáveres del Everest utilizados como puntos de referencia (FOTOS)

El Monte Everest es uno de los retos para los escaladores por excelencia, con la cumbre más alta a nivel del mar con 8846.4 metros; pocas personas lo han conseguido pero así mismo, muchos han fallado, al grado de morir en el intento.

Te Recomiendo: Los 5 Bosques Más Embrujados en el mundo

Lo más impresionante es que la mayoría de los cuerpos que quedan en el Everest no son levantados, es decir, quedan en el monte y además son utilizados como referencia para aquellos que intentan llegar a la cima.

Algunos de los cuerpos, incluso, han quedado semi momificados gracias a la conservación que la temperatura y el hielo les permita; sin embargo, no solamente los cadáveres sirven como referencia, ya que también siguen rutas gracias a partes de aviones u otros objetos que han quedado en el camino.

Por ejemplo, en 2003 un helicóptero se estrelló en intentando aterrizar en el campamento base. 2 de sus 9 tripulantes fallecieron:

mix-5411-muertos-en-el-everest-3

A partir de los 8 mil metros hay una zona que se conoce como la «zona de la muerte». Es un lugar tan extremo que la aclimatación es casi imposible. La cantidad de oxígeno respirable es un tercio de lo habitual.

Hay más de 200 cadáveres en el Everest de los cuales 150 nunca se han encontrado. Además, las rutas de acceso a la cima más transitadas están plagadas de cuerpos (más de 40) que han quedado en el punto exacto donde murieron. Muchos de ellos no han podido ser reconocidos y han sido bautizados con nombres y son utilizados como puntos de referencia.

Por ejemplo, «El Saludador» es uno de los cadáveres más conocidos y uno de los primeros con el que se encuentran en la ascensión. Apodado así porque el cadáver parece saludar con sus brazos. Se encuentra allí desde el año 1997.

Al lado de «Botas verdes» estuvieron los restos de David Sharp, un caso que ha escandalizado e indignado a la comunidad alpinista. El 15 de mayo del 2006 Sharp realizaba su tercer ataque a la cumbre. Pagó sólo 6.200 dólares por viajar con Asian Trekking hasta el campamento base y desde allí realizó varias acometidas en solitario.

Al parecer iba sin oxígeno, sin sherpas, sin guías, sin radio, sin medicamentos o cualquier otro soporte vital. Subía con su equipo básico, no se sabe si con la intención de batir algún récord.

También se encuentra en el monte Everest Bruce Herrod, un conocido escalador, que ascendía muy lentamente; no se encontraba bien al cabo de unas horas y que se había hecho tarde para seguir subiendo, pero Herrod, afectado por la euforia que provoca la falta de oxígeno no se dejó convencer y continuó la ascensión.

Pasadas las 5 de la tarde, Herrod llegó a la cumbre, se autorretrató y llamó al campamento base donde todo el equipo, incluida su mujer, le instaron a bajar lo antes posible. Dos horas después se perdió su rastro.

Posteriormente se recuperó la cámara y la mujer reveló la foto que le costó la vida:

Te Recomiendo: Las Leyendas del Callejón del Aguacate

Recent Posts